Leyes universales

Leyes universales

Leyes universales

Leyes universales, así como hay leyes físicas, también hay leyes que nos afectan mental, emocional y espiritualmente. Las siete leyes universales son la clave del funcionamiento del universo y de nosotras como parte de él.  “Todo está determinado, tanto el principio como el fin, por fuerzas sobre las cuales no tenemos ningún control. Está determinado para los insectos, así como para las estrellas. Seres humanos, vegetales, o polvo cósmico, todos bailamos al son de una tonada misteriosa entonada en la distancia por un intérprete invisible”, dice una cita atribuida a Albert Einstein.

¿En qué se basan las leyes universales?

Todo lo que existe es energía. De acuerdo a las diferentes densidades, percibimos esta energía de manera diferente. 

– Estas leyes siempre existen y funcionan en todo momento. No importa si actuamos en armonía con ellas o no. Sin embargo, sentimos cuando algo está fuera de balance. 

– Las leyes corren en paralelo. Si ignoramos una ley, ignoramos todas las demás. 

No podemos cambiar estas leyes universales ni anularlas. Entonces, la única pregunta es si somos conscientes de que existen y en qué medida estamos moldeando nuestras vidas de acuerdo a ellas. 

Si las ignoramos, nos quitamos poder, al pensar que la respuesta a todo lo que no entendemos en este mundo está fuera de nosotros, pensando que somos impotentes. Pero cuando creamos conscientemente en armonía con esta fuerza universal, creamos magia en nuestras vidas. Cuanto más comencemos a actuar de acuerdo con estas leyes universales, más fácil podremos reconocer las conexiones, manifestar las cosas que realmente deseamos y usar nuestro poder creativo. 

Y todo esto llévalo al campo de tu vida, Salud, Dinero y Amor.

Leyes Universales

  1. Ley del Mentalismo
  2. Ley de la Correspondencia
  3. Ley de la vibración
  4. Ley de la Polaridad
  5. Ley del Ritmo
  6. Ley de Causa y Efecto
  7. Ley de Género

Ley del mentalismo y séptimo chakra

Mental no significa racional sino universo, espíritu o dios Nos enseña que todo viene primero desde un pensamiento, PERO que NO podemos crear una nueva realidad sólo con la mente, debemos integrar ese pensamiento, sentirlo en el momento presente, convirtiéndome en la experiencia ya hecha aquí y ahora para poder manifestar la nueva realidad. Desde aquí se siembra la semilla de la manifestación: El pensamiento.  

Una creación mental es la idea que marca el deseo y el propósito que uno tiene, pero no es la realidad que vivimos.  

Ahora bien, el legado que nosotros dejamos en esta vida, no son las ideas que tenemos o deseos que expresamos, sino aquello que materializamos. 

Ya que somos energía y emitimos una vibración «X» eso es lo que tendrás en tu vida. 

No tienes que créete nada, solo experimentarlo y si los resultados internos te dan paz, felicidad, armonía, entonces sabremos que esta información es verdadera.

Ley de la correspondencia y chakra tercer ojo

Esta ley nos dice que no hay nada que esté lanzado al azar, las cosas que contemplo en el mundo externo no es más que una proyección de lo que me condiciona en mi mundo interno. 

Esta ley nos recuerda que solamente podemos crear y manifestar aquello que hayamos creado o manifestado dentro nuestro. Entonces, dependiendo que tan limitados estamos en cuanto a nuestras creencias, limitamos nuestra realidad. Llevándolo a los niveles de conciencia, cuan consciente afecta de manera directamente proporcional a la realidad que estamos experimentando. 

Para lograr un cambio en nuestra realidad, no debemos buscar cambiar el afuera sino cuantas creencias limitantes desafiamos en nuestra mente y así lo veremos reflejado en el exterior.

Ley de la vibración relacionado con el chakra laríngeo

Esta ley sostiene que todo el universo está en constante movimiento. Todo en el universo vibra, tú, yo, los alimentos, las palabras de mi blog que llegan a ti resonando en tu interior aumentando tu vibración, todo, absolutamente todo está en constante resonancia.   

Con esto nos muestra que la vibración es la forma que la realidad va a tomar en relación a la estructura mental y psíquica que la persona tenga. 

Volviendo al nivel de conciencia, dependiendo de éste, uno está en un nivel de frecuencia. Si yo quiero cambiar mi realidad tengo que cambiar mi frecuencia interna. Logrando así conectarme con otra realidad que YA EXISTE. Es decir, esta ley nos muestra a través de las formas en que nivel de conciencia estamos. 

Ahora bien, el límite de la frecuencia está atado al inconsciente, a eso que todavía no registramos y que no sabemos del mundo.  Para lograr este cambio de frecuencia es necesario, aunque suene retórico, vivir la vida. No sobrevivirla. Esto quiere decir, ser capaces de frenar y observar que patrones repetimos. Estos patrones nos traen aquello inconsciente, nos dan la oportunidad de indagar en aquellas sombras que nos van a permitir el cambio de frecuencia.

Ley del ritmo y chakra del corazón

Para llegar de un extremo al otro, de una polaridad a otra, necesito realizar una transición, un PROCESO. 

Todo aquello que la vida nos trae no es sino para invitarnos a este proceso. Ya sea que llegue en forma luz o sombra, el desafío es abrazarlo y caminarlo. 

La forma en que la vibración llega a mi depende de la cuarta ley. Todo tiene un periodo para cumplirse, el ritmo implica los tiempos y periodos específicos en que se viven las circunstancias y procesos de aprendizaje. Estas ondas pueden ser de baja frecuencia y van a marcar una onda bastante larga, con una gran curvatura hacia arriba y una gran curva hacia abajo, los procesos serán lentos y pueden pasar años en que mantengo una misma situación sin cambiar, y seguir procrastinando por mantener esa vibración. Cuanto más alto vibro las ondas son más cortas y por lo tanto los procesos van a ser más rápidos.  La ley del ritmo nos dice que todo tiene un ciclo y un periodo que cumplir y ese ritmo va a depender del estado vibracional en el que yo me encuentre.

Ley de causa y efecto ligado al plexo solar

Toda creación tiene un efecto. Una vez más la creación nos permite conocernos. Dicho de otra manera, lo que uno da, retorna. Esto no tiene que ver con que este bien o mal, sino la realidad de uno mismo. ¿Cómo nos vamos a conocer si no es a través del resultado de aquello que hacemos o creamos? 

Esta ley genera un movimiento de efecto domino.  La ley de causa efecto implica responsabilidad, sabiendo que cualquier acción, emoción, pensamiento que yo tome en mi vida va a determinar todo lo que suceda en mi vida. El chakra del plexo solar es el que nos da la fuerza y poder personal para hacernos responsables de todo movimiento, de toda causa, de todo origen, de todo aquello que surja en nuestra existencia.

Ley de la polaridad chakra sacro

La ley de la polaridad también se le conoce como la ley de lo opuesto o ley de dualidad, la misma ley con diferente nombre, nos dice todo tiene un opuesto igual y exacto, dos partes dentro de un todo. 

Que sean iguales significa que aparecen como opuestos, cuando en realidad son solo extremos de lo mismo, puede haber dos caras de una moneda, pero solo hay una moneda. En una misma situación están presente ambos lados, un lado negativo o positivo. Ten en cuenta que pase lo que pase, si lo que ocurre es negativo también debe tener un lado positivo. 

Ahora bien, ¿cómo existe este extremo si no atravesamos su opuesto? Si hay vida, hay muerte, si hay pasado hay futuro. 

La consciencia no nos lleva hacia la luz, ese es el resultado que vamos a ver en la última ley. Éste camino de indagación nos lleva a ver nuestras sombras, que una vez que las aceptamos podemos dar el paso hacia el otro extremo: la luz.  Entonces, el camino no es sino, el opuesto. Pasando por la oscuridad, la tormenta, llegamos a esa luz, a esa paz. El famoso símbolo del YIN & YANG.

Ley de género o de generación chakra raiz

Creador y creación están al mismo nivel, necesitamos unirlos y se necesitan mutuamente. Cuando logramos esa unión, se da la trascendencia. 

Esta ley se relaciona con que todo en el universo está generando nuevas realidades en todo momento. Está relacionada a nuestro chakra raíz, que tiene como función principal gestar nuestra creación, dándonos la oportunidad de construir un soporte y tener el poder de auto sustentarnos, es nuestro centro de supervivencia ligado al elemento tierra.  La séptima ley apunta a que siempre debo estar generando algo por mínimo que sea en mi vida para que exista flujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra